Cómo causar una buena primera impresión

Cómo causar una buena primera impresión post image

Primera impresión

Desde el primer momento en que miramos a alguien, nuestro cerebro comienza un proceso de clasificación. Esta clasificación está basada en la sensación que tenemos al ver a alguien por primera vez.

La primera impresión persiste por un largo tiempo, por tanto superar una primera mala impresión puede tenderse abrumador y generar algunas dificultades, ya que luego de una mala impresión puede que no tengas otra oportunidad de demostrar lo contrario. En cambio si desde el comienzo tendemos a dar una buena impresión será mucho más fácil aliarse a eso.

Claro que este proceso mental puede ser disuadido por diferentes habilidades.


Hay varias formas para generar en el otro una sensación agradable, familiar e interesante. Éstas formas mencionadas pueden ser, desde sutiles señales faciales, hasta el tono de voz utilizado y pequeñas expresiones corporales que pueden hacer fluctuar de un momento a otro la impresión que la otra persona siente de nosotros.

Si quieres causar una buena impresión en esos primeros minutos, te ofrecemos información sobre cuales son los factores a tener en cuenta y que pueden ser de gran ayuda para tener un gran comienzo en tus relaciones ya sean sociales, laborales o primeras citas románticas.

Aspecto físico

Persona cansada


Es la primera impresión desde el minuto cero, lo primero que entra por los ojos, eso es lo físico.

Si bien para algunas personas el físico no es lo más importante, para otras, lo es todo. De ahí parte el refrán ”Una imagen vale más que mil palabras”. ¡Y cuán cierto es!

La combinación entre la expresión facial, lenguaje corporal y la elección de vestimenta puede crear una imagen casi exacta de la personalidad de cada persona. En este aspecto las mujeres suelen ser más perceptivas y tienden a juzgar más rápidamente por esa apariencia.

Para causar una buena primera impresión debes evitar verte cansado, pues se ha comprobado que las señales faciales que demuestran agotamiento, generan en el receptor sensaciones poco agradables y de inestabilidad, que hacen que se clasifique a una persona en la fila de la mala impresión.

Una persona que presenta rasgos de cansancio es más propensa a no obtener éxito en reuniones laborales o primeras citas; puesto que una persona con párpados caídos y mirada aislada, genera una impresión que da lugar a creer que la misma presenta poca inteligencia y baja autoestima, aunque otra fuese la realidad.

Lenguaje corporalpostura

El lenguaje corporal dice mucho de una persona. Los gestos con las manos, piernas, movimientos de pies, posturas, etc, hablan por sí solos.

El lenguaje corporal demuestra cómo se siente una persona, por ejemplo, si se toca a menudo el cabello, si mueve constantemente sus extremidades, si muestra una posición erguida, entre otros gestos, pueden ser sumamente demostrativos y evidenciar cada tipo de personalidad.

Debido a el lenguaje corporal se puede crear una imagen muy cercana a la personalidad de cada sujeto. Se puede saber si el mismo se ve nervioso, tranquilo, inseguro, aburrido o feliz.

Ser puntual

Puntualidad

Algo muy importante a tener en cuenta es que en las primeras citas o entrevistas es la puntualidad, dado que nadie quiere escuchar excusas sobre llegadas tarde.

¡Debes evitar llegar tarde! Puedes tomar las debidas precauciones y salir de tu casa pensando en llegar unos minutos antes, teniendo en cuenta el tráfico y cualquier imprevisto que pueda presentarse en el momento.

Una persona que llega tarde a su primera cita o entrevista laboral, genera una impresión de poca confianza, irresponsabilidad, inmadurez y de carencia de respeto para con el otro.

Sonrisa agradableSonrisa

Nunca puede faltar una linda sonrisa que acompañe una primera buena impresión.

Está demostrado que las personas que se muestran sutilmente sonriente tienden a tener mayor éxito en cuanto a primeras impresiones se trata. Y decimos sutilmente porque una sonrisa exagerada puede llegar a generar desconfianza e inseguridad en la otra persona y esta puede pensar que sus intenciones no son sinceras para ella y las intenta ocultar detrás de esa gran sonrisa.

Es sabido que ningún extremo es bueno, por tanto ni una gran sonrisa, ni una escasa lograran que se genere en la otra persona esa sensación de confianza y calidez que esperamos que sienta.

Sé tú mismotumismo0

Es importante para causar una buena impresión que nunca pierdas tu esencia.

La esencia, además de los rasgos físicos, es lo que nos define como personas y hace que cada individuo sea único e irrepetible.

Para dar una verdadera buena impresión no debes dejar de ser tú mismo, quizás podrías moldear o evitar algunas cosas que no sean del todo favorables, mas no debes intentar cambiar tu ser, tu interior, puesto que si lo haces no te estarás dando a conocer a ti mismo sino a otra persona.

Más información, ver video:

Puedes dejar un comentario a continuación: