Ejemplo de entrevista psicológica. Caso Rossana. Parte II

-R: De todas maneras si no hubiera ingresado en ese grupo lo hubiera hecho en otra empresa. Ya anteriormente he trabajado en labores similares y esta es mi manera de vivir. Hace 8 años que estoy en este trabajo y ya anteriormente, si a usted le interesa saber, hace 6 años estuve en otro similar. Saque la cuenta doctor. 8 y 6=14, 22. Se puede decir desde que hice el servicio militar estoy trabajando duro.

Psi, símbolo de la psicología

-P: (Se ha que quedado sonriente como queriéndome señalar que ha dicho algo muy ingenioso y que yo debo responder con alguna forma de festejo a tal ingeniosidad. Como yo permanezco inmutable y simplemente la miro con un movimiento de ojos, pareciera que se concentrara un instante, que recapacitara, y luego otra vez sonriente, me dice:)

-R:En fin, no sabría decirle qué hubiera pasado, en realidad tengo problemas económicos. Usted sabe que para analizarse es necesario cierta capacidad económica. Eso me había dificultado la idea de analizarme porque hace bastante tiempo que pensaba hacerlo. conversando con el Dr. T., éste me dijo que no era necesario ser un potentado económico para intentar analizarme. Me habló de la clínica y que yo poía recurrir a ella. Aquí estoy. En realidad a través del trato diario y todas las dificultades pero termino por darme cuenta que yo soy inmadura. Anteriormente trabajé en la empresa de un familiar del actual dueño de la fábrica en que trabajo ahora. Ya para ese entonces me di cuenta de que tenía grandes dificultades en el trato con las personas. Al principio pensé que sería mejor porque no tendría que enfrentar a las personas, que el trabajo aislada prácticamente sin trato con nadie, me aliviaría. Pero fue todo lo contrario, me sentí cada vez más mal, me deprimía sintiendo que me hacía falta el trato con la gente, que había perdido algo, que no sabía que era. Este hombre me enervaba. Y sin embargo, no sabría decirle por qué. Yo soy parca pero tal vez él era más parco.

-P: (Se expresa además a través de una serie de movimientos en su silla, recomendaciones en la forma de sentarse, y su mirada fija en el ventanal de mi consultorio. Luego me mira otra vez duramente, penetrante y me pregunta:)

-R: ¿Qué le parece?.

-P: ( Como yo solamente anoto la pregunta que me ha hecho, ella vuelve a toser y continúa:)

-R: El trato con la gente me es difícil porque soy muy ” chinchuda”. Siento de pronto que me invade una especie de rabia. Si me reprimo voy sintiéndome cada vez más cargada y esto me hace daño. A veces estallo con cierta violencia, aunque esto sucede la menor de las veces.

-P: ( Se queda mirándome, vuelve a sonreírse, luego se ríe, y me dice y me remarca que sus estallidos suceden muy pocas veces. Resuelvo mirarla directamente y correspondo con una leve sonrisa y con ungesto que supongo expresaba ¿ y entonces?.

-R: Sabe doctor, esto debe ser herencia. Mi padre, que como le dije tiene 74 años, es muy explosivo. Pero él no contiene y tampoco se arrepiente. Esta es la gran diferencia conmigo. Yo sí me arrepiento y pido disculpas. Pero comprendo bien, como tambiñen lo comprenderá ustde, de qu e esto no es solución pues de todos modos vuelvo a sentirme igual en cualquier momento.

-P: (Vuelve a ponerse sonriente, su mirada dura ha desaparecido y con voz muy distinta, suave:)

-R: Mi madre, que también  le dije que tiene 56 años, es mucho más tranquila, más que eso, es muy infantil. Cuando suceden cosas que la descomponen, se pone triste y a veces se pone a llorar. En cambio yo si no estallo, me siento mal físicamente, en especial del intestino, me empiezan ruidos en las tripas y luego generalmente tengo diarrea.

-P: ( Se ha quedado mirándome dulcemente. He vuelto a mirarla con amabilidad y hago una señal de asentimiento con la cabeza, para incitarla a que continúe).

Nota: Dicha entrevista no tiene correspondencia con la realidad, está realizada con fines didácticos.

Continuar leyendo…

Fuente de la imagen: blogpsicologia.com


0 comments… add one

Deja tu comentario