Entrevista de recepción

Entrevista de recepción

Entrevista de recepción

Modalidad de trabajo que surge hace diez años aproximadamente, se relaciona con un tipo de intervención diagnóstica que integra la recepción y la resolución de la consulta en un único encuentro.

Su objetivo apunta a ayudar a esclarecer algo del orden psicológico que a nivel manifiesto se presenta para el consultante como confuso o enrredado, como por ejemplo “No sé como resolver el problema con mis hijos”.


Recepción desde lo etimológico implica la acción de recibir y salir al encuentro con el otro. Se pone en juego en este sentido la actitud receptiva del psicólogo y la escucha clínica que habilita al consultante hablar sobre sí mismo y del asunto que lo convoca.

Lo ayudamos a pensar con actitud activa pero es importante no perder los objetivos: resolución, solución, aclaración, averiguación, orientación. La orientación es la capacidad de dar una respuesta acorde a lo que el consultante está dispuesto hacer, en tanto la recomendación debe ser viable para el consultante.


No tiene que ver con algo finalizado sino con la capacidad de dar respuestas a lo que le pasa al sujeto, teniendo en cuenta la demanda explícita. Se trata fundamentalmente de arribar a un diagnóstico situacional (situación actual del consultante).

Este tipo de modalidad de intervención psicológica le brinda al consultante el beneficio de que en el primer encuentro se le brinda orientación y recomendaciones de aquello que le preocupa. Se la vincula con momentos de crisis. Es una entrevista semi dirigida y por ende no pre establecida, y su duración varía entre hora y mediacincuenta minutos aproximadamente.

Fuente de la imagen: queciencia.com

Puedes dejar un comentario a continuación: