Estructuración del super-yo

Estructuración del super-yo post image

De acuerdo al desarrollo afectivo sexual entre la fase pre-genital y genital está el período de latencia (entre los 6 y 12 años aprox.). Es justamente en este período que se integra el mecanismo de defensa de la sublimación y con él aparece la figura del super-yo.

El cometido del super-yo es la integración del individuo en la sociedad. Este lo hará reprimiendo los impulsos psíquicos que considere que son inaceptables para la sociedad en la que se encuentra el individuo; estos impulsos psíquicos sancionados por el super-yo son enviados por el ello (parte inconsciente reprimida).

Esquema del aparato psíquico

Esquema del aparato psíquico

De acuerdo a la segunda tópica freudiana, cuando el niño nace solamente sale a la luz el ello, mientras que el yo se va a ir construyendo en la fase oral a partir del ello, aunque nunca terminará de construirse, pues es una continuación del ello.


El super-yo por su parte, aparece más tarde, al final de la fase fálica y da lugar al período de latencia, quedando de esta manera conformado el aparato psíquico.
Freud afirmaba que el super-yo es el heredero del Complejo de Edipo, pues comúnmente se lo denomina conciencia moral, la cual estará en construcción a lo largo de toda la vida

Hasta el período libidinal el yo es muy débil porque está en proceso de maduración, recién cuando aparece el super-yo -que vendría a ser lo contrario al ello-, el yo cobra fuerza.

El super yo va a frenar los impulsos del ello y el yo va a oficiar como intermediario entre el ello, el super-yo y la realidad. El yo está relacionado con el principio de realidad y el proceso secundario y el super-yo ayuda a mantener las conductas que devienen por estos procesos.


El Complejo de Edipo es muy importante en el desarrollo porque es un estructurante del aparato psíquico y por ende de la personalidad. Por lo tanto si no se atraviesa el Edipo se está frente a una situación patológica, por ejemplo quedaríamos fijados en la etapa oral siguiendo el desarrollo de una manera inadecuada. Un ejemplo es que si nos quedáramos en la etapa anal podríamos desarrollar estados fronterizos y perversiones, entonces en la etapa fálica se estarían jugando todas las neurosis.

Más información, ver video:

Fuente de la imagen: filosofia.net

Puedes dejar un comentario a continuación: