Evolución histórica y contextualización del paradigma Salud-Enfermedad

proceso-de-salud-enfermedad

Lección de Anatomía del Dr. Willem van der Meer, por el pintor holandés Michiel Jansz van Mierevelt (1617)

A lo largo de las diferentes épocas la concepción de Salud-Enfermedad ha ido variando de acuerdo a los paradigmas dominantes de cada uno de los períodos históricos. Ambos conceptos no pueden ser pensados sin tener en cuenta la realidad o el contexto en que fueron concebidos.

Según Kuhn un paradigma “incluye no sólo leyes, supuestos teóricos, modelos, normativas, prescripciones metodológicas sino también los atravesamientos políticos, sociales e ideológicos (prejuicios, creencias, etc.) que de un modo general ordenan y posibilitan la producción.”

Durante la época del paleolítico se concebía que la pérdida de Salud y por consiguiente, la contracción de la Enfermedad era causada por espíritus, agentes sobrenaturales y hechiceros. La enfermedad se veía como lo malo, como lo transgresor, como un reproche del más allá que significaba la mala suerte, la culpa, el castigo de los dioses; a consecuencia de ésto, existía una íntima relación con los rituales y las creencias religiosas.

Es Hipócrates en el siglo V a.C quién cambia la concepción anterior al afirmar que la enfermedad es causa de las realidades terrestres, y no un maleficio o castigo de los dioses. Ésto marca el abandono de lo místico en aras de lo científico, ya no lo mitológico sino lo empírico. Adquiere así la Medicina una característica  fundamental: es necesario  estudiar al sujeto desde una observación clínica, considerándolo como un ser social. Según Hipócrates “para conocer la salud y la enfermedad es necesario estudiar al individuo en su estado normal  y en relación al mundo en que vive, al mismo tiempo las causas que han perturbado el equilibrio entre el hombre y el medio exterior y social”.

En el 950 después d.C se consolida la teoría de los humores corporales: sangre, bilis, pituítas y melancolía. La salud del organismo depende del equilibrio de estos cuatro humores que a su vez está influida por condiciones naturales-ambientales, por tanto, la salud se determinaría por la estabilidad entre el hombre y su medio, mientras que la enfermedad surgiría de la ruptura de esa persistencia.

En el siglo II d.C Galeno, médico griego, consolida en la práctica, la teoría de Hipócrates, sintetiza conocimientos anatómicos y sistematiza el interrogatorio clínico, iniciando la técnica de la semiología. Los romanos desarrollaron el conocimiento griego, pero además iniciaron acciones a nivel ambiental mejorando las condiciones sanitarias, lo cual se constituyó en la base para lo que hoy se considera la Salud pública.

Es en el siglo IV d.C que se cambia radicalmente el concepto de Salud, apareciendo ésta como un elemento de salvación más espiritual que físico. El dolor y el sufrimiento se consideran una prueba a superar, ya sea para salvarse o como castigo de los pecados cometidos.

Se da cierto valor positivo a la enfermedad como vía de acceso a la salvación eterna, prohibiéndose la experimentación e investigación científica. Durante la Edad Media se mantuvo en pie esta concepción de Salud-Enfermedad como consecuencia del dominio del cristianismo tanto en lo cultural como en lo ideológico y lo intelectual.

En el Renacimiento la manifestación fundamental fue el realismo marcado por la preocupación de los problemas de esta vida más que por los metafísicos.El pasaje del feudalismo al capitalismo ocurre a partir de la revolución industrial y la aparición del Iluminismo, del surgimiento de las nuevas ideas. Se produce así una diferenciación del hombre con el instrumento hasta entonces confundidos.

Surge un nuevo modelo, el llamado “mecanicista” trayendo como consecuencia que el hombre sea asemejado a una máquina en cuanto a su funcionamiento y las leyes que lo rigen. Es a partir de esta analogía que la salud es considerada como la estructura mecánicamente completa y fisiológicamente silenciosa del cuerpo humano (según Claude Bernard), por lo tanto su opuesta, la enfermedad, es concebida como la falla estructural o disfuncionamiento, teniendo ésto una única causa, ya que una máquina funciona bajo la premisa causa-efecto.

Como todo paradigma, al ser insuficiente frente a nuevas exigencias y problemáticas, cae trayendo como consecuencia el surgimiento de nuevas interpretaciones y enfoques acerca de la salud y por lo tanto se construye una nueva concepción, una nueva visión, un nuevo paradigma.

Hasta el siglo XX predomina un concepto de salud relacionado a la ausencia de enfermedad, la salud por la negativa. Ésto implicó que para cada situación debería conocerse el límite entre lo considerado “normal” y “lo patológico”, algo que no siempre es posible. La ausencia de la mejora de salud de las poblaciones llevó a plantear otras concepciones sobre la salud, y es así que en 1946 la OMS define la salud “como el estado de completo bienestar físico, mental y social y no solamente la ausencia de bienestar y enfermedad, quedando siempre librada la decisión a los individuos y la Comunidad en un espíritu de auto responsabilidad”.

Fuente de la imagen: Wikipedia.org


1 comment… add one

  • Gabii

    graciasss me re sirviooo !!! (Y)

Deja tu comentario