Fatiga emocional: causas, síntomas y cómo combatirla

Fatiga emocional: causas, síntomas y cómo combatirla post image

Fatiga emocional

La fatiga emocional es un estado de extremo agotamiento emocional, físico y psicológico causado por una acumulación de situaciones estresantes.

Es sabido que cada persona presenta capacidades diferentes para tolerar el estrés, puesto que en cada individuo varía desde el método que utilizan para tolerarlo, hasta el tiempo que pueden soportar frente a una situación de estrés.

Causas

Una de las causas que produce la fatiga emocional es la acumulación de situaciones estresantes. El estrés generado por estas situaciones hace que el individuo al sentirse agotado tienda a reducir su productividad.


Quienes padecen este problema pueden notar que al sentirse tan exhaustos pierden energía, lo que los lleva a sentirse cada vez más impotentes, angustiados y resentidos con la vida misma.

La fatiga emocional también puede ser causada por ejercer tareas tediosas o repetitivas, las cuales pueden ser generadas en su trabajo. Un claro ejemplo de estas tareas puede ser las entrega de proyectos laborales, donde los mismos absorben la mayor parte del tiempo del empleador y pueden ocasionar aislamiento, lo que conduce a problemas en su vida social o también en su hogar.

Estrés laboral

Estrés laboral

Síntomas

  • Negatividad
  • Agotamiento (físico y mental)
  • Angustia
  • Impotencia
  • Insomnio
  • Dolor de cabeza y muscular
  • Aislamiento
  • Dificultad para concentrarse
  • Ineficacia en la realización de tareas
  • Desmotivación

¿Cómo se puede combatir la fatiga emocional?

La fatiga emocional es un problema muy común en la población, puesto que la padecen una gran cantidad de personas. Esta no conlleva un tratamiento específico, pero es recomendable seguir algunos consejos para poder reducirla e ir mejorando paso a paso.


Reconocer el problema. Poner un freno y tomarse el tiempo para pensar y reflexionar sobre cuál es la causa del problema. Luego de reconocerlo, es necesario replantearse sus prioridades y saber que es lo que realmente se quiere, que le interesa, donde se está parado y hacia dónde quiere llegar.

Tomarse un tiempo para sí mismo. Hacer ejercicio, tomar un café/almuerzo con su familia o amigos, leer un libro o ver una película, pero sobre todo, tomarse un tiempo para relajarse y desconectarse de las actividades que le causen estrés.

Ponerse límites. No son saludables las exigencias excesivas, pues en ocasiones estas exigencias son tan altas que pueden llevar al fracaso, a no lograr lo que se plantea, y al fracasar, en el individuo disminuye su autoconfianza la cual es un factor importante para que se produzca el agotamiento.

Buscar apoyo de ser necesario. A veces las personas con fatiga emocional tienden a aislarse del resto y no se dan cuenta que al aislarse están empeorando su situación. Deben de ser conscientes de lo que están viviendo y buscar apoyo ya sea en su familia, amigos o con un profesional de la salud mental.

Puedes dejar un comentario a continuación: