Insomnio: causas, síntomas y tratamientos

Insomnio: causas, síntomas y tratamientos post image

Trastorno del sueño: Insomnio

El insomnio es uno de los trastornos del sueño más recurrentes en las personas. El mismo se caracteriza por la dificultad del individuo para conciliar el sueño o permanecer dormido.

Quienes padecen este trastorno del sueño pueden sentir malestares generales debido a la falta de sueño. Estos malestares son variados de acuerdo al sujeto y abarcan desde malestares físicos hasta malestares psicológicos.

Es común que las personas que padecen insomnio presenten fatiga emocional, estrés, depresión o incluso reiterados episodios de paralisis del sueño si no se trata de la manera adecuada.


Estas personas tienden a despertarse reiteradas veces durante la noche cortando los ciclos de sueño y generando de este modo dificultad para volverse a dormir, aunque en algunos casos directamente no llegan a conciliar el sueño.

Causas

Según la Fundación Nacional del Sueño -de Estados Unidos- el insomnio puede ser causado por condiciones médicas, psicológicas y psiquiátricas. También puede ser causado por ciertos factores biológicos, por el consumo de sustancias específicas que alteran la psique y el organismo del individuo o por presentar cansancio extremo.

Esta fundación nos aporta información sobre las investigaciones realizadas para comprender los trastornos del sueño. Recientemente los investigadores han comenzado a pensar sobre el insomnio como un problema del cerebro de no poder dejar de estar despierto (el cerebro tiene un ciclo de sueño y vigilia, en este ciclo cuando uno se conecta el otro se desactiva).


Dentro de las causas más frecuentes de insomnio encontramos:

Causas médicas: alergias nasales, problemas respiratorios (asma o bronco-espasmo), problemas gastrointestinales, tensión muscular, alteraciones hormonales, problemas lumbares y patologías neurológicas.

Causas psicológicas: estrés, fatiga emocional, preocupación excesiva, ansiedad, presencia recurrente de pensamientos estresantes o negativos, inseguridad emocionaltraumas psicológicos, trastornos de personalidad, exceso de responsabilidades o responsabilidades tomadas de manera excesiva, preocupación constante de eventos futuros, angustia.

Dificultad para conciliar el sueño

Dificultad para conciliar el sueño

Síntomas

  • Fatiga física y emocional
  • Dificultad para conciliar el sueño
  • Mareos
  • Cefalea
  • Falta de energía y debilidad física
  • Dificultad para concentrarse
  • Pérdida de memoria
  • Alteraciones del estado de ánimo
  • Tensiones musculares prolongadas
  • Angustia y baja autoestima debido a la falta de sueño
  • Disminución del rendimiento en el trabajo o la escuela
  • Irritabilidad
  • Nerviosismo
  • Ansiedad
  • Trastornos alimenticios
  • Comportamientos impulsivos y agresivos

Tratamiento

Generalmente se le recetan medicamentos a las personas que padecen este trastorno del sueño, puesto que es una de las opciones más rápidas y efectivas. Los farmacos prescriptos comunmente son benzodiazepinas y fármacos hipnóticos no benzodiacepínicos; también antidepresivos sedantes, antihistamínicos, y la melatonina.

Algunas personas optan por métodos más naturales así como la homeopatía, infusiones herbales o cambios alimenticios. 

Otros métodos alternativos utilizados son la acupuntura, sesiones de masajes, ejercitarse antes de ir a la cama, tomar un baño de inmersión con sales y lavanda, entre otras técnicas alternativas.

La psicoterapia también es un método utilizado para combatir el insomnio, pues se ha comprobado que  para los beneficios del sueño a largo plazo, la psicoterapia puede ser más beneficioso que la medicación.

Para el tratamiento del insomnio se destaca la terapia cognitivo conductual. Esta tiene como objetivo alterar los patrones y comportamientos de la mala adaptación al sueño, generando de esta forma hábitos saludables para que conciliar el sueño y permanecer dormido sea un hecho y no una utopía para algunas personas.

Más información, ver video:

Puedes dejar un comentario a continuación: