Psicología Comunitaria. Definición

A la hora de definir lo que ha venido a llamarse psicología comunitaria encontramos dos posturas en tensión.

Comunidad

Comunidad

Una de estas posturas proclama a la psicología comunitaria como una disciplina autónoma, con una marco epistemológico y teórico – técnico y con un método propio. Uno de los máximos exponentes de esta postura es Maritza Montero con sus desarrollos teórico – técnicos de la investigación – acción- participante.

Desde la otra postura se dice que la psicología comunitaria es una forma de ejercicio profesional del psicólogo, en donde se hace fundamental hincapié en la intervención, en el hacer y en las estrategias más que en lo que tiene que ver con el campo teórico – epistemológico. En este sentido, el ejercicio de la psicología comunitaria queda sustentado por un campo heterogéneo de teorías psicológicas, compartido por otras formas de hacer psicología.


Pero más allá de estas dos cuestiones en tensión, lo que hay que tener en cuenta a la hora de hablar de psicología comunitaria es el enfoque. En otras palabras, no importa el perfil de la población – individuos, grupos, comunidades, familias-, ni el ámbito -hospitales, policlínicas, barrios, escuelas-, a la hora de ejercer en y desde la psicología comunitaria, sino que lo que la define es el enfoque utilizado, el cual está sustentado por bases epistemológicas propias de la psicología comunitaria.

Fuente de la imagen: net.umich.edu


Puedes dejar un comentario a continuación:

  • http://correo irma vera acevedo

    todo lo relacionado en psicologia comunitaria me interesa pòrque estoy con u n grupo de estudiantes de comunidades rurales y les atiendo en forma individual, y quiero saber mas de este tema, como manejar a los padres de estos chicos, sesan mejor comprendidos, como habrirse a una comunicacion etc.

  • Fabricio

    El trajo de los psicólogos se revela de máxima importancia en sociedades paranoicas como las nuestras en las que presenciamos atónitos el empoderamiento de los perros y la dictadura connivente prevalentemente homosexual. A este respecto no se hayan respuestas que no hagan referencia al subsonsciente colectivo; sin embargo, el problema aterrador de las multitudes de niños con “cáncer sexual”, transmitido por los padres y el entorno, pero que se manifiesta como algo innato con una sintomatología idéntica en todos, se explicaría mejor con la teoría de la “resonancia mórfica” de sheldrake que se resume así:

    “Los rasgos adquiridos pueden ser trasmitidos al resto de la especie no por via genética sino por resonancia mórfica: Cualquier aprendizaje de un cierto número de miembros de una especie determinada acaba por universalizarse a toda la especie cuando se alcanza una determinada masa crítica.”

    Fenómeno que puede resultar tanto positivo como negativo según lo que se aprenda. Puede resultar muy interesante conocer más al respecto. El experimento del “centésimo mono” y las estadísticas del “herrerillo azul”. Aquí dejo un artículo sin desperdicios sobre la resonancia mórfica:

    http://debates.coches.net/showthread.php?203291-El-cent%E9simo-mono-humano-(Toching-inside-but-worth-reading)