Separación casa-trabajo y nuevo rol de la mujer en el ámbito laboral

El mundo urbano ha ido construyendo dos esferas sociales bien diferenciadas: el mundo de la produción y el trabajo vs. el mundo de la casa y la familia. Dicha diferencia marca ritmos cotidianos, espacios y tiempos que se expresan en ” salir a trabajar”  y el ámbito doméstico; se diferencia claramente quien pasa la mayor parte del tiempo en su casa y quien no. El sexo y la edad son los principios básicos para esta diferencia del trabajo cotidiano.

La mujer en el ámbito laboral

Antes se esperaba que el hombre salga a trabajar y con su ingreso monetario cubra las necesidades básicas de la familia y que también actúe como autoridad principal en el disciplinamiento de los hijos. La mujer, en cambio, era la principal responsable de las tareas domésticas y reproductivas ( reproducción; biológica, cotidiana y social).

Pero la diferencia entre la casa y el trabajo no ha existido desde siempre  y en todos lados, sino que se trata de una forma de organización que se generaliza en la Modernidad al profundizarse la diferenciación de las esferas institucionales, especialmente las instituciones económicas y productivas. Cada vez más la unidad de producción (antes familia, ahora fábrica u oficina) no coincide con la unidad de consumo. En occidente casa y trabajo comienzan a separarse a partir de la Revolución Industrial dando lugar a la aparición de la fábrica como lugar de producción diferenciado.


Es así que la familia va perdiendo el papel productivo para ocuparse principalmente de las tareas de reproducción . Tal como lo mencionabamos antes casa y trabajo coincidian espacialmente, se superponían pero luego se produjo una separación extrema donde en la gran mayoría de los caso trabajo y casa están a muchos kilómetros de distancia.

En el modelo ideal de familia nuclear hay una clara diferenciación del trabajo entre géneros; los varones adultos  trabajan mientras que las muejres no deben trabajar a fuera de su hogar. Pero el ideal de un grupo doméstico mantenido por un único salario sólo funcionó en la clase media; porque en clases más bajas el salario del jefe de familia debía complementarse con el de sus hijos.


El mundo femenino era el doméstico, privado; y si por necesidad tenía que trabajar en una fábrica era una situación poco deseable. La educación de la mujer se basaba en la preparación para ser una buena ama de casa, madre y anfitriona. Pero desde ese entonces al día de hoy ha cambiado mucho la sociedad. Las mujeres urbanas ahora han aumentado su inserción en el mercado de trabajo y no sólo en actividades que eran extensiones del trabajo doméstico como ser: servicio doméstico, enfermeras,maestras.

La educación en ambos sexos, pero más en el femenino aumentó el gradao de autonomía, valoración externa y autovaloración. Buscando su realización, en el caso de las mujeres también en el mundo laboral. Y con el aumento de la tasa de divorcio y separación mayor cantidad de mujeres deben automantenerse. Sin embargo, aún existe una fuerte segmentación ocupacional entre géneros.

En la actualida lo más común es que el cambio en la participación económica de las mujeres no implique en la mayoría de los casaos  una redisribución de tareas y responsabilidades hacia los miembros varones; las mujeres amas de casa/madres se ven sobrecargadas en sus labores y recurren a la ayuda de otras mujeres del núcleo familiar o empleadas del servicio doméstico. Pero la posible restructuración de los géneros en la labor doméstica dependerá de la negociación intradoméstica en cada hogar.

Fuente de la imagen: e-igualdad.net

Puedes dejar un comentario a continuación:

  • Pucho

    Yo creo que si en mi familia se han puesto de acuerdo para repartir las labores del hogar y ambas partes de las parejas trabajan se puede hacer en el resto de hogares españoles (o la mayoria)

    Creo que para igualarnos al resto de europeos deberiamos tener una ley que nos permita compaginar el trabajo con nuestros hijos / parejas que nos ampare.
    Nosotros porque hemos tenido y tenemos suerte por ahora, pero se que muchos españoles que quieren formar una familia, no pueden ni ver ni a su mujer ni a sus hijos nada mas que a la hora de cenar y dormir, triste y mastriste es aun que ninguno nos quejamos.

    Un saludo

  • Pingback: Mujeres a los 40 años()

  • Pingback: Familia: escenas del hogar en la vida cotidiana()

  • http://ceciliasilveira75@gmail.com cecilia

    creo que todo a cambiado pero lamentablemente la mujer trabajadora fuera del hogar llega a continuar su trabajo en la casa con sus lavores y sus hijos en muy pocos casos el hombre colavoiraq en el hogar en los tiempos de antes solo a cambiado que la mujer no es tan descriminada en lo laboral pero hay un alto stres por saturacion de trabajo y hey que felicitar a todas las amas de casa por que mayor trabajo que ese que nunca descansas aun cuando los niños duermen nosotras los cudamos si tienen fiebre o nos levantamos a taparlos por las n0ches las mujeres no paran ojela algun dia sea compertido por igual feliz dia de la mujer a todas

  • http://ceciliasilveira75@gmail.com chechu

    felicidades a todos los hombres papas que son solos y son mas que una mujer

  • http://separacioncasa-trabajo árely

    no me ayudo en lo absoluto