¿Qué es la cafeína y cómo estimula al sistema nervioso?

CAFEÍNA

La cafeína es un estimulante del sistema nervioso central. Cuando hablamos de estimulante nos referimos a cualquier sustancia que aumente los niveles de actividad motriz y cognitiva.

Esta sustancia puede hacer temporalmente que un individuo se sienta más “despierto” y enérgico, pero también puede producir nerviosismo y adicción.

Según la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), aproximadamente el 90 por ciento de la población mundial ingiere alguna forma de cafeína.


Es seguro para la mayoría de los adultos sanos consumir hasta 400 miligramos de cafeína por día; hay que tener presente que si se consume más de la dosis adecuada podrán surgir efectos secundarios.

El café -la bebida con mayor contenido de cafeína- es utilizado diariamente por una gran cantidad de personas para “arrancar el día”, pero no en todas las personas surte el mismo efecto.

El efecto del café en las personas también depende de la manera en la que este sea preparado, pues es sabido que existen varios tipos de café y no todos se preparan de la misma manera ni con las mismas dosis de cafeína. Un ejemplo: no es lo mismo un café instantáneo que un capuchino, si bien los dos pueden ser preparados en la misma cafetera, el instantáneo contiene más cantidades de cafeína que el capuchino, ya que este último se encuentra disminuido por la leche agregada.


Si generalmente se consume mucha cafeína y quiere dejar de hacerlo, detenerse repentinamente puede causar síntomas de abstinencia ya que esta es una sustancia que genera adicción. Lo mejor es disminuir su consumo lentamente.

Debemos aclarar que el consumo excesivo o sobredosis de esta sustancia puede ser perjudicial para la salud y alterar las funciones del sistema cognitivo.

Efectos de la cafeína

Efectos del consumo de cafeína

Efectos adversos de la cafeína

  • Irritabilidad
  • Acidez
  • Nerviosismo
  • Náuseas y vómitos
  • Aumento de la presión arterial
  • Dolor de cabeza
  • Confusión
  • Palpitaciones
  • Temblores en las extremidades
  • Aumento de la micción
  • Diarrea
  • Dolor muscular
  • Insomnio
  • Trastornos de sueño

La cafeína y el sistema nervioso central

El principal efecto de la cafeína en el cerebro es el estado de alerta. Este estado puede permanecer por varias horas y ayudarle a sentirse más despierto y menos cansado.

Los efectos de esta sustancia se deben principalmente a la interacción de la cafeína con los receptores de adenosina.

La adenosina es un neurotransmisor que promueve el sueño. Cuando la adenosina se une con un tipo específico de receptores, inhibe la tendencia de las neuronas a disparar y esto retrasa la actividad neuronal.

La cafeína y la adenosina tienen una estructura molecular similar. Así que cuando la cafeína está presente en el cerebro, esta compite con la adenosina para unirse a los mismos receptores. Esto es lo que genera el efecto estimulante.

La cafeína es utilizada en la medicina en medicamentos para tratar el dolor y la somnolencia, pero no es una buena aliada si se padecen trastornos de sueño y ansiedad, ya que mediante la ingesta de dicha sustancia estos problemas pueden empeorar.

La cafeína y el dolor de cabeza no tienen muy buena relación, puesto que el consumo constante y excesivo de  cafeína puede generar cefaleas y migrañas crónicas. Sin embargo, si normalmente se consume cafeína, su cuerpo desarrolla una tolerancia a la misma.

Puedes dejar un comentario a continuación: