Imágenes mentales: Definición y teorías

Imágenes mentales

Las imágenes mentales se pueden definir como imágenes de la mente o representaciones visuales en ausencia de insumos ambientales. En otras palabras, las imágenes mentales son representaciones mentales de objetos físicos o eventos que ya no se encuentran presentes.

Según Francis Galton, no todos los individuos pueden evocar imágenes mentales a voluntad.

Galton realizo una investigación en 1883, en la cual pidió a 100 personas (incluyendo científicos) que formaran una imagen de su mesa de desayuno de esa mañana; el resultado obtenido demostró que algunas personas tenían imágenes detalladas de su mesa de desayuno e informaban con detalles lo que contenía la misma, y otros, no informaron nada.


Según una investigación de escaneo cerebral, deja en evidencia que la imaginación mental, activa las mismas áreas cerebrales de la percepción normal. Por ejemplo, “pensar en un teléfono activa algunas de las mismas áreas cerebrales que ver un teléfono”. (Posner, 1993)

Imagenes mentales según Jean Piaget

En el desarrollo cognitivo desde la teoría piagetiana del conocimiento, la imagen mental es una de las funciones que se desarrolla de una manera especial en el período pre-operatorio (de 2 a 6 años) y que da lugar a la función simbólica.

Imagen mental en el pre-operatorio

En este período predominan imágenes estáticas, es decir, no tienen movimiento, no existe transformación, por eso si variamos determinado aspecto de la cosa, la imagen que percibe dice ser otra cosa, porque no logra ver el proceso, queda pegado al inicio y al fin, en otras palabras, va de lo particular a lo particular, no puede generalizar.


Piaget dice que son como diapositivas, cuadros que van pasando de a uno pero que se observa una coordinación.

¿Se pueden controlas las imágenes mentales?

Todo individuo tiene imágenes mentales durante los sueños, incluyendo las personas que padecen ceguera. Algunos individuos son capaces de alcanzar niveles profundos de hipnosis, por tanto pueden llegar a tener alucinaciones visuales de claridad onírica, pero esto es bastante inusual.

Para la mayoría de nosotros, las imágenes mentales durante los estados de vigilia son débiles, difíciles de controlar, mantener y manipular. La mejor manera de reforzar estas imágenes es imitando las condiciones del sueño. Cuando se está relajado o entre dormido, las imágenes mentales pueden ser muy vívidas.

Fuente de la imagen: casadesalud.com.mx

Puedes dejar un comentario a continuación:

  • SANDRA

    Leia pagina muy interesante

  • Juan

    Un artículo donde se dice y a la vez no se dice nada. Francamente, no entiendo la utilidad de ofrecer conocimiento de esta forma.

    • Mel

      Juan:hemos mejorado el artículo proporcionando más información. Gracias por tu comentario, siempre son bienvenidas las críticas constructivas.
      Saludos.